5 Consejos para pasar de barbero a empresario

By

¿Sueñas con abrir tu propia barbería? Si actualmente trabajas como barbero pero te gustaría emprender, te tenemos una noticia: es bastante sencillo de administrar y no implica grandes gastos. Además, la gente siempre necesita cortes de cabello. Queremos ayudarte en tu misión de construir una barbería única y rentable, por eso te traemos 5 consejos para que empieces a planear tu negocio:

1. Ten un concepto claro y una buena ubicación: Muchas barberías abren todo el tiempo pero pocas tienen un estilo único. La personalidad de tu negocio puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso. Piensa, ¿Qué tendría de especial tu barbería?, ¿Qué la haría única?, ¿Por qué la gente iría contigo y no con la competencia?. Además del concepto, debes darle importancia a la ubicación, ya que es uno de los principales factores para el desarrollo de cualquier negocio. Si estás ubicado en un barrio, tienes que ser capaz de identificar a tu clientela y atraerlos

.2. Servicio al cliente: Siempre debes tener en cuenta la regla de oro: “el cliente es el que manda”. Como dijo Sam Walton, fundador de WalMart; “Solamente hay un jefe: el cliente. Y puede despedirnos a todos desde al director hacia abajo, simplemente gastando su dinero en otro lado”. La experiencia del usuario es vital para el flujo de personas en tu local. Recuerda que el costo de conseguir un cliente nuevo puede ser de cinco a diez veces mayor que conservar uno actual. Si ya es tu cliente, no lo dejes ir. Conócelo, construye su experiencia a manera que nunca quiera dejar de ir a tu barbería.

3. No confundir ingresos con utilidad: Un grave error que comete un administrador novato es cuando hace corte de caja y olvida que ese dinero es flujo y no utilidad. Te recomendamos una simple regla que consiste en dividir tu ingreso en tres botes: en uno debes poner todos los gastos fijos, es decir, renta, servicios etc.; en el segundo debes separar el pago de nómina para tus empleados; el tercer bote es tu utilidad. Recuerda no tomar más de lo que te corresponde o no podrás pagar lo esencial para que tu negocio crezca.

4. Cuida los fijos: Antes de que abras tu negocio debes calcular bien cuáles serán tus gastos fijos. Toma en cuenta que habrá temporadas bajas en el año e independientemente de eso debes seguir pagando renta y servicios. Saca el punto de equilibrio para tu negocio, que es la cantidad de ingresos con los que sales “tablas”, en donde no ganas ni pierdes. Analiza bien cuantos cortes tienes que hacer para cubrir estos gastos sin problema.

5. Promoción en Redes Sociales: Asesórate con expertos y desarrolla una buena estrategia de difusión en redes sociales. Piensa qué quiere ver tu cliente en redes sociales, qué les importa, qué clase de contenido les interesa. Procura posicionar tu negocio sin vender directamente a tus seguidores, empieza una conversación entre ellos, que difundan tu negocio, que opinen y conozcan. Crea una comunidad entre los usuarios.

You may also like

Noticias Hot